Min:14º C  / Max:18º C  

Itinerario de un día

Deporte, naturaleza, ocio, restauración y cultura

Sin duda, un día en Torremolinos es una oportunidad. La ciudad ofrece, en apenas 24 horas, viajar al pasado, conocer la mejor gastronomía española, vivir experiencias inolvidables y, por supuesto, disfrutar de las calmadas aguas del Mediterráneo. Aunque es necesario más tiempo para descubrirla a fondo, una jornada te bastará para querer volver una y otra vez. Deporte, naturaleza, ocio, restauración, cultura y, por supuesto, relax junto al Mediterráneo son algunas de las múltiples opciones de este precioso rincón de la Costa del Sol. Proponemos un intenso plan:

Amanecer en el Paseo Marítimo

A lo largo de su trayecto podrás conocer la historia turística de Torremolinos, asombrarte con monumentos naturales como El Morro y comprender por qué las playas locales convierten a la ciudad en uno de los destinos preferidos del sur de Europa. En verano, además, podrás darte un chapuzón para empezar el día con energía, mientras que el cálido sol de invierno te hará disfrutar como nunca de esta estación.

Centro de la Ciudad

Es buen momento también para conocer parte del patrimonio local, como la iglesia del Buen Consejo, la Casa de los Navajas o la Torre de los Molinos, de origen árabe y construida alrededor del año 1.300. Si tienes inquietudes culturales, no dudes en acercarte al Centro Cultural Pablo Ruiz Picasso y consulta nuestra agenda cultural, con exposiciones y eventos todo el año.

Un paseo por el centro de Torremolinos sirve comprobar cómo late el corazón de la ciudad.

Con la calle San Miguel como principal eje vertebrador del comercio y una variada restauración, callejuelas cercanas y plazas como La Nogalera, Andalucía y Costa del Sol proponen una variada oferta que va desde las tiendas de artesanía a los escaparates de grandes firmas de ropa, calzado y complementos.

Un aperitivo en el camino

El centro es perfecto para tomar un buen aperitivo gracias a las tradicionales tapas españolas, aunque la gastronomía se vive plenamente en las cercanías de la playa. Las barriadas de La Carihuela y El Bajondillo son dos de las mejores opciones para conocer modernos restaurantes y chiringuitos en plena arena con una especialidad inigualable: el pescaíto frito. Arroces, guisos tradicionales y vinos de la tierra completan unas irrechazables propuestas gastronómicas. A continuación, una cama balinesa, una hamaca o una toalla son la opción perfecta para disfrutar de otra buena constumbre española: la siesta.

Una tarde de de ocio

Tras reponer fuerzas, la tarde es la perfecta ocasión para conocer algunas de las atractivas ofertas de ocio que brinda Torremolinos. Vivir la adrenalina de un parque acuático o pasear por el jardín botánicoo  y el Parque de la Batería. Y para que nunca olvides tu paso por Torremolinos, es más que recomendable disfrutar de un buen cóctel o vino en la Playa de los Álamos escuchando música chill out mientras va cayendo el sol del atardecer. Irrepetible.

Jardín japonés

Jardín Botánico Molino de Inca

Casa de los Navajas

Parque de la Batería

En Torremolinos la noche es joven

Los Álamos es una de las zonas más animadas de ocio nocturno, pero también lo es centro de la ciudad, con numerosos bares y terrazas donde disfrutar de una estupenda cena malagueña o conocer en profundidad los sabores que proponen los mejores restaurantes internacionales. Varios pubs y discotecas animan la fiesta para adentrarse en la noche y, si aún tienes energías, los clubs con la mejor música electrónica te acompañarán hasta el amanecer.